VENEZUELA / El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, indicó que vaticina un “futuro decepcionante para la oposición”, si no afina una estrategia clara.

“La oposición debe diseñar un plan de largo plazo en el que siembras cosas más pequeñas para articularlas en el tiempo. Las transiciones no ocurren alrededor de un evento único, son una seria de eventos continuos y largos que merman la unidad de la revolución y logran presionar en algún momento negociaciones cada vez más importantes y liberadoras”, explicó León.

Agregó que para ser posible ello, la oposición debe reconocer la “desventaja” que tienen frente al Gobierno de Nicolás Maduro.

“Me parece que es más importante que la oposición se reconozca finalmente en desventaja, porque hasta ahora ha actuado como si fuera el fuerte de la partida, de manera prepotente presionando a Maduro a salir sin tener realmente fuerza para lograrlo ni presionarlo”, aseguró.

“Cuando reconoces el balance de fuerzas real y sabes que no arrancas ganando, entonces puedes establecer una estrategia de largo plazo que te lleva finalmente a trabajar en todos los tableros y no solo en uno de manera excluyente como hasta ahora. Si pretendes jugar binario al todo o nada, el resultado siempre es el mismo: nada”, agregó León.

También se refirió al liderazgo de Juan Guaidó “se ha deteriorado evidentemente”. Aunque reconocer que Nacional “tiene una especie de inmunidad que le permite mantenerse como líder opositor a pesar del debilitamiento de soporte popular y esperanzas”.

Con respecto a las elecciones parlamentarias a realizarse este año, manifestó que “aunque una parte de la oposición llame a votar, la posibilidad de que sea unitaria es nula”.

“La única oportunidad que veo en este sentido es que surja algún movimiento muy nuevo y fresco al estilo outsider, que se presente en esa elección por irreverencia y no porque plantea ganar. Que sea una especia de receptor de voto castigo y que se quiera ir a la elección para fastidiar a un chavismo que obviamente ganará, pero podría construir algo a futuro. No veo más oportunidad para los temas electorales que ser un mecanismo de ayuda para reconstruir grupos y líderes a mediano y largo plazo. Pero nada para la foto de este año”, señaló León.

León resaltó que la ni la oposición ni la comunidad internacional reconocerá los resultados de esas elecciones, “pero eso debilitará más  más y le hará perder simbología con el tiempo al no estar reafirmada por el pueblo y los votos”