Agencia EFE- Ante este panorama, el cardenal Jorge Urosa Savino consideró pertinente llamar a sectores de la oposición democrática a la “sensatez”, y exigió “unidad verdadera” para “cumplir la ruta establecida en el Estatuto que rige la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la Constitución” aprobado por la AN en 2019.

Lea que así está el país: Crisis en Venezuela

“Esa ruta que contempla el Cese de la Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres, es sensata y concreta; y no hay por qué estar inventando otros caminos”, expresó en una nota de prensa enviada este 3 de enero. “En ese sentido, la oposición tiene que ser muy equilibrada y mantener la unidad en torno a quien ha obtenido el respaldo de 60 países, porque ése es un capital político internacional que no se puede desperdiciar”, dijo.

Esto llego para quedarse: Noticias Guárico

“El pueblo venezolano está sufriendo cada vez más, y debilitar lo que ya se logró en el año 2019, sería prolongar la agonía a la cual está sometida, sobre todo, la población más débil de Venezuela”, indicó.

“Es urgente que los dirigentes de la oposición dejen la división y unifiquen sus esfuerzos para formar un gobierno nuevo; que fortalezcan la lucha contra la corrupción y que propongan un plan de acción al país para solucionar esta pésima situación”, indicó el Purpurado craqueño citando su mensaje de Año Nuevo 2020.

En ese sentido, el arzobispo emérito de Caracas ratificó “la necesidad de la salida pacífica” de Nicolás Maduro “para propiciar un nuevo gobierno que detenga esta situación de doloroso deterioro social y económico”. Igualmente recordó el mensaje que la Conferencia Episcopal Venezolana emitió el 11 de julio de 2019, en el que los obispos ratificaron sus críticas y el desconocimiento al “gobierno ilegítimo” de Nicolás Maduro.

“Como afirmamos el pasado mes de enero, ante la realidad de un gobierno ilegítimo y fallido, Venezuela clama a gritos un cambio de rumbo, una vuelta a la Constitución. Ese cambio exige la salida de quien ejerce el poder de forma ilegítima y la elección en el menor tiempo posible de un nuevo Presidente de la República”.

Sus Propuestas: Como pastor de la Iglesia, el arzobispo emérito plantea un camino con aspectos fundamentales para mejorar el dramático momento que se vive en Venezuela:

Primero, “acercarse a Dios y hacer el propósito de vivir de acuerdo a su Palabra, que es Palabra de vida y paz”; segundo, “defender nuestros derechos y los derechos de los demás” trabajando juntos “para ayudar a nuestros hermanos, especialmente a los más pobres”; tercero, “que resolvamos nuestros graves conflictos de manera pacífica”; y cuarto, “encomendar el futuro de nuestra Patria a la maternal intercesión de María Santísima, la Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela y de nuestra Arquidiócesis de Caracas”.