VENEZUELA/ El director de Médicos Unidos de Venezuela, Jaime Lorenzo, afirmó este viernes que es pública y notoria la persecución del gobierno contra el personal hospitalario. En cuanto a la figura de los inspectores, aseveró que es “una figura traída por los pelos” porque para eso está el Cicpc.

Al MP le exigió que haga las investigaciones pero sin exponer a los trabajadores al escarnio público.

Lorenzo afirmó que se ha fotografiado a personal de salud con supuesto material hurtado que, en la vida real, no duraría ni media hora en la emergencia de un hospital.

Todavía hay un médico privado de libertad por tener en su coala un material usado en el servicio en el que trabajaba, criticó.

Estimó que hay entre cinco y seis miembros del equipo de salud privados de libertad. Los han presentado como culpables en redes sociales, aunque las investigaciones están en desarrollo. Esto es una masacre, deploró en entrevista con Unión Radio.

Reiteró su llamado al personal de salud para que no entregue listas con solicitudes a los pacientes, y exhortó a los pacientes a acudir a la dirección del hospital a pedir los insumos necesarios para su atención. El personal sanitario no es responsable de la adquisición ni distribución del material de salud, enfatizó.

También instó a que lleven su uniforme y solamente lleven encima “sus implementos básicos de trabajo”, como estetoscopio, bolígrafo, torniquete “y no ir más allá”.

Hemos sido criminalizados por hacer nuestro trabajo, lamentó. “Digan la verdad y vean cómo les cumplen a los ciudadanos de manera eficiente, suficiente y periódica”.