VENEZUELA/ Un grupo de 530 personas, que dicen ser militantes del Partido Comunista de Venezuela (PCV), encabezado por Henry Parra, dirigente nacional de ese partido, acudió la mañana de este lunes 10 de julio a introducir un recurso de amparo que permita nombrar una junta ad hoc de esa organización política por considerar que se encuentra secuestrada por Oscar Figuera, secretario general de la tolda, por más de 27 años.

Parra, y el grupo que le acompaña, considera que la actual junta directica del PCV es «ilegítima» e «ilegal» porque en el congreso que se hizo en noviembre para elegir a las autoridades solo participó el 20% de la militancia, por lo que alertó que un 80% de ella quedó por fuera. Además, alega que a la organización la han convertido de «ultraizquieda» y que al final «está casi coincidiendo con la ultraderecha».

 

En ese sentido, enfatizó su petición de justicia ante lo que considera que no está correcto y alegó que fueron a la sede del TSJ porque en las instancias de la tolda roja no podrían argumentar y defender su causa. Por ello, creen que esa junta ad hoc que convocan sería para que llame a un nuevo congreso y se elijan las autoridades del PCV.

Reprochó que esa tolda política haya estado en contra de la inhabilitación de la coordinadora de Vente Venezuela, María Corina Machado, lo que su juicio da a entender que en partido pasa algo que no es correcto y que las bases del mismo desconocen las decisiones. «El Partido Comunista de Venezuela está en la mínima expresión y está a punto de desaparecer por las malas políticas de su dirección», advirtió.

Ya en la noche del domingo 9 de junio, la directiva del PCV —encabezada por Figuera— había alertado que presuntos funcionarios del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) iban a solicitar «en las próximas horas» al TSJ la «ilegal» intervención de la organización con fines políticos.

La denuncia la hizo el partido a través de su cuenta en la red social Twitter. «Nueva maniobra antidemocrática en Venezuela: Grupo de mercenarios al servicio del Gobierno-PSUV se prepara para solicitar -en las próximas horas- al Tribunal Supremo de Justicia, la ilegal intervención del Partido Comunista de Venezuela», escribió el PCV.

Desde el año pasado el buró político del PCV ha denunciado que el gobierno de Maduro quiere tomar por asalto el partido. El secretario general del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Oscar Figuera, denunció el 22 de mayo que la administración Maduro incentivó un «falso positivo» contra esa tolda política el domingo 21 con el fin de que se desconocieran los procesos internos en el partido.