VENEZUELA/ Los gremios y sindicatos de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad Politécnica Experimental Libertador (UPEL) realizaron una asamblea en la Plaza Cubierta del Rectorado de la UCV para rechazar el instructivo de cálculo de las tablas salariales emitidos por la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) y exigidas como condición por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) para la maqueta con la cual se envían los recursos para el pago de nómina.

Este instructivo calificado por representantes sindicales como un «destructor de los trabajadores» estableció reducciones en cuanto a primas y bonificaciones que formaban parte de la convención colectiva, lo que significó una desmejora luego del ajuste salarial decretado por el gobernante Nicolás Maduro, en marzo de 2022.
Por ejemplo, los escalafones que inician con la base del salario mínimo para el personal obrero y por consiguiente las interescala que los rigen disminuyeron casi 2% entre una y otra lo que afecta la construcción total de la tabla salarial, según fue determinada en la cláusula 67 de la Convención.
En la asamblea participaron representantes de Sutra UCV, Sinatra UCV, Sindicatos no Federados, Fenasoes, Fenaprojupiucv, Apucv, Apufat, Cinjusibo, USB y UPEL.
La exigencia de los gremios y sindicatos es que se respete lo establecido en la IV Convención Colectiva Única (CCU) del sector universitario. Dentro de las medidas implementadas por el Ministerio de Educación Universitaria y la OPSU se redujeron primas salariales que estaban en 30% y llegaron a 10%, se elimina la prima de antigüedad y se desconocen unos bonos establecidos en las actas convenios.

Trasquilados con el «aumento»

El instructivo oficial denominado Proceso de ajuste del sistema de remuneración de la administración pública para la aplicación del incremento salarial se envió a los trabajadores universitarios, a través de la plataforma Telegram el día 3 de marzo. En el documento se anunciaban cambios que representaron violaciones al Convenio y Convenciones Colectivas, aplicadas desde el 1ro de agosto de 2021.

Al personal administrativo y docente se le vulneró la base de cálculo, por lo tanto el inicio de esas tablas está definido en la normativa laboral y al variar uno de los valores de interescala modifica toda la tabla salarial. Este ajuste de las escalas salariales no es acorde con el incremento otorgado al salario mínimo nacional en G.O extraordinaria N° 6.691 del 15 de marzo de 2022.

Por ello, los representantes sindicales y gremiales reiteraron que se mantendrán en protesta hasta que la Opsu y el Ministerio de Educación Universitaria derogue el instructivo que viola los derechos laborales de todo el personal.
Anunciaron que el jueves 12 de mayo harán una concentración frente al Ministerio de Finanzas, y luego el próximo miércoles 18 de mayo tendrán una jornada general que llamaron día nacional de protesta universitaria, en la cual cada casa de estudios se manifestará a través de diversas acciones de protesta.