VENEZUELA/ El Gobierno prohibió el uso de los cigarrillos electrónicos, también denominados vapers, por contener sustancias totalmente tóxicas que causan adicción y son nocivos para la salud, aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y trastornos pulmonares, entre otras patologías.

La resolución, que busca proteger a los niños, niñas y adolescentes en todo el país de estas sustancias, fue publicada en la Gaceta Oficial N° 42.682, con fecha 01 de agosto de 2023, en la que se prohíbe la fabricación, almacenamiento, distribución, circulación, comercialización, importación y exportación.

Asimismo, la normativa prohíbe el consumo, publicidad, promoción, y patrocinio de los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN), así como aquellos sin nicotina (SSSN), sus consumibles, depósitos o cartuchos, envases de consumibles de recarga y demás accesorios, Productos de Tabaco Calentado Convencionales (PTC Convencionales y Herbales) y productos análogos, refiere nota de prensa del Ministerio del Poder Popular para la Salud (Mpps).

En el caso de los PTC Convencionales y Herbales, contienen más sustancias tóxicas que los vapers, entre ellas glicerina y propilenglicol, además del glicidol, la piridina, el trisulfuro de dimetilo, la acetoína y el metilglioxal, que no están presentes en el humo de los cigarrillos convencionales.

De acuerdo a estudios, estos productos son un factor de riesgo y se ubican dentro de las diez principales causas de muerte a escala global.

En Venezuela, el Ejecutivo nacional, junto con el Ministerio para la Salud (MPPS), se abocan a la tarea de fomentar una cultura preventiva sobre las consecuencias y efectos del vaper en la salud.