VENEZUELA / Con la entrega de una nota diplomática el Frente Amplio de Mujeres Nacional dejó por sentado su repudio de los hechos ocurridos en aguas del Caribe contra venezolanos deportados por el gobierno de Trinidad y Tobago.

La nota diplomática fue consignada por representantes del FAM a la Embajada de Trinidad y Tobago acreditada en Venezuela, mediante la cual se expresa el rechazo al lamentable hecho ocurrido el 22 de noviembre,  cuando fueron deportados 16 menores de edad y 3 mujeres.

Para el FAM lo ocurrido viola todas las Normas y Disposiciones Internacionales en materia de Derechos Humanos, de Protección a la Niñez y contraviniendo las regulaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)  y la Organización Internacional de  Migraciones (OIM), y a pesar de la orden de la Juez de la Corte Suprema de Trinidad y Tobago, Avason Quilan-Williams, quien habría ordenado a la Fuerza de Defensa devolver a las personas quienes habían sido deportadas, entre quienes figuraba un bebé de cuatro meses de nacido.

En la misiva de carácter resaltó que no es un hecho aislado lo acontecido y que con indignación y preocupación se ha visto cómo los ciudadanos venezolanos son objeto de discriminación, hostigamiento, violencia y xenofobia en Trinidad y Tobago, lo que contrasta ampliamente con la actitud fraternal con la que han sido recibidos por años a los nacionales de ese país en Venezuela.

Acotan el detalle circunstancial que se vivía en Venezuela, ya que mientras Nicolás Maduro celebraba con gran fiesta en Miraflores su cumpleaños, niños y mujeres venezolanas sufrían a bordo de botes en alta mar, poniendo en riesgo sus vidas, tomando en cuenta que fueron deportados con escasos alimentos y combustible, escoltados por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago, durante una alerta climátologica amarilla.

“Esta actitud evidencia, una vez más, la indiferencia hacia la población, la que desde hace décadas sufre la mayor crisis humanitaria jamás vista en Venezuela”.  

Se condena la incapaz acción de la Cancillería del Gobierno, ante estos reiterativos hechos por parte del Gobierno de Trinidad, lo que refleja un indignante silencio y falta a la defensa patriótica ante un hecho que exige un contundente rechazo de todos los venezolanos.

El FAM apoya el pronunciamiento del Presidente (E) Juan Guaidó quien ha exigido a la legítima Asamblea Nacional una exhaustiva investigación sobre este hecho, y formulamos un llamado a  los organismos internacionales  para que situaciones como esta no se repitan, tomando en consideración las razones por las cuales se origina una migración sin precedentes en la región, de un régimen que azota, desde todo punto de vista, a toda una población que busca salidas fuera del país para poder sobrevivir.