VENEZUELA/ El Foro Penal denunció este lunes, 1 de marzo, que el 88 % de los presos políticos en Venezuela no tienen condena, mientras que a 74 % de ellos ni siquiera se les ha abierto juicio.

En rueda de prensa la ONG, que se dedica a la defensa de las personas detenidas por motivos políticos, denunció que ante estas cifras todas las presas y los presos políticos venezolanos sufren detenciones arbitrarias, porque no se le respeta el debido proceso ni se les permite defenderse.

“Estos procesos no caminan y se hace intencionalmente. Están paralizados para no permitir el derecho a la defensa de estos individuos”, expresó Alfredo Romero, director-presidente de la organización.

En la actualidad hay 323 presos políticos en el país. Se trata de 300 hombres y 23 mujeres. De esa cifra 123 son militares y 200 civiles.

Más de 9.000 personas con procesos pendientes

Romero recordó que, con el llamado efecto de puerta giratoria, personas que encarcelan y excarcelan, “más de 9.000 tienen procesos pendientes, medidas restrictivas de su libertad, aunque son excarcelados no han tenido derecho a juicio, no han pasado de más de una audiencia”.

Citaron dos casos en especial durante su denuncia. El del joven Antonio Garbi, quien tiene seis años preso sin juicio. Ha sufrido de un secuestro dentro de la cárcel de Tocuyito (Edo. Carabobo) durante un motín, además de tratos crueles y degradantes en varios lapsos de su reclusión.

“Lo acusan de asesinar a un GNB y en el supuesto negado que fuese así, no ha tenido derecho a juicio. Cómo pueden decir que no es una detención arbitraria cuando la persona no ha tenido derecho a juicio. En Venezuela el Estado no tiene como fin hacer justicia, sino que tiene un fin político de sancionar a las personas”.

Es castigo, no es justicia

Para Gonzalo Himiob, director-vicepresidente del Foro Penal, no se puede hablar de justicia con este tipo de decisiones que toman las autoridades del sistema judicial venezolano.

“En Venezuela el proceso penal en los casos políticos no se usa para la demostración de la verdad. En caso de índole política la verdad no interesa… lo que interesa es convertir el proceso en un castigo anticipado”.

Añadió que se busca con esto dar ejemplos al resto de la sociedad, con personas que están privadas de libertad sin juicios.

Más de seis años presos

Las leyes penales venezolanos establecen que una persona no puede pasar más de dos años en detención preventiva. Sin embargo, en el país hay 10 personas que llevan más de 4 años presas; 49 personas con más de dos años en la cárcel y casos como el de Garbi que cumplirá seis años en prisión.

“Hay personas que tienen seis años presas sin ser condenadas y que ya cumplieron la pena que deberían cumplir… deberían ser excarceladas porque no se puede usar la detención preventiva como un castigo, desnaturaliza el proceso penal”, advirtió Himiob.

Durante la rueda de prensa participó la esposa del teniente coronel Ruperto Sánchez, Kerling de Sánchez.

Su esposo cumplió su pena de siete años de cárcel el pasado mes de diciembre. Al militar lo mantienen en prisión. Pasó casi todo su encarcelamiento en la cárcel de La Pica, estado Monagas, a nueve horas de distancia de su familia.

En julio de 2020 lo trasladaron a Ramo Verde, en Miranda, donde estuvo en una celda de castigo con otras 30 personas, en condiciones infrahumanas.

Fue enviado a Ramo Verde bajo unas condiciones terribles que él mismo tuvo la oportunidad de denunciar cuando acudió a la Corte Marcial”, dijo la esposa.