VENEZUELA/ La Encuesta Nacional de Hospitales (ENH) nació hace cinco años para poner en cifras lo que los trabajadores de la salud observaban a diario en los centros asistenciales. En la nueva edición, presentada este martes 7 de diciembre en el Instituto de Medicina Tropical de la UCV, se confirman los tres principales problemas de los hospitales del país: desabastecimiento, falta de agua y electricidad y ausencia de equipos de protección personal para el personal hospitalario.

“Un hospital sin agua es una situación terrible”, subrayó el doctor Julio Castro, médico infectólogo e investigador y uno de los principales soportes de la ENH. “60% de los hospitales no tienen agua corriente todo el tiempo”, explicó.

En cuanto a los equipos de protección personal “estamos en 50% o 55% que reportan que es intermitente o que no hay”, detalló Castro.

“El índice de desabastecimiento estaba por el orden de 45%-50% la última vez que lo revisamos, hace dos meses. Es la lista de medicamentos básicos (15) para el área de emergencia”.

La ENH evalúa datos como recursos humanos, dotación, servicios básicos, seguridad, enfermedades transmisibles. Tal como lo expuso el infectólogo, en este momento la situación es un poco menos crítica que en 2017-2018. “Buena parte de eso obedece a la ayuda humanitaria. Gracias a la evidencia de los datos se hicieron algunas inversiones”.

Castro recordó que, como consecuencia de los apagones de 2018 y 2019, hubo fallecidos. “Hoy día buena parte de los hospitales tienen plantas eléctricas, que no funcionaban o no existían en ese momento. Hoy casi 90% de los hospitales tienen plantas eléctricas”, acotó. Sin embargo, ha continuado la migración de trabajadores de salud.

Las fallas tienen correcciones, reiteró. “La política de insumos es relativamente fácil de resolver: decidir qué insumos son prioritarios y ponerlos en los hospitales. El problema del agua es mucho más complicado, porque es un problema estructural. Pero los insumos y los equipos de protección personal se pueden resolver con logística y dinero”.

La ENH es un libro disponible por Amazon “a precios muy solidarios”, puntualizó Castro. No es para especialistas. Cualquier persona puede entender lo que allí se recoge. El texto fue bautizado como corresponde en tiempos de pandemia: con una lluvia de tapabocas.