VENEZUELA/ Los servicios de alimentación en los hospitales, pese a permanecer abiertos en la mayoría de los centros de salud, no proporcionan una dieta adecuada o no cuentan con los insumos necesarios para ello, según el último informe de la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH), publicado este jueves 4 de agosto.

Según el monitoreo de la ENH, en 50% de los servicios pediátricos no cuentan con fórmulas lácteas y en 25% la dotación hecha es intermitente. Este indicador no ha cambiado en los últimos cuatro años de reportes.

«Esto deja en una situación precaria a la familia de los niños hospitalizados quienes deben buscar la forma de alimentar a sus hijos durante el proceso de hospitalización, con las consideraciones logísticas y monetarias que eso implica», señalan.

Los niños hospitalizados dependen en mayor medida de fórmulas lácteas para su alimentación, especialmente en los menores a un año de edad cuya causa de ingreso a los centros de salud es por enfermedades diarreicas, respiratorias y desnutrición.

Pese a que la recomendación internacional es la lactancia materna exclusiva, por lo menos hasta los seis meses de nacido, esta política tampoco se atiende en los hospitales. La Encuesta destaca que no hay servicios de lactancia materna dedicada, sitios idóneos para la lactancia o una política de acompañamiento sistemática para las madres.

Justamente en la semana mundial de la lactancia materna, que inició el 1° de agosto, se informó del cierre técnico del programa Mi Gota de Leche que funcionaba en los espacios del hospital de niños J.M de los Ríos, al noroeste de Caracas, por la disminución de personal ordenada desde el Ministerio de Salud. Diputados de la Asamblea Nacional electa en 2020 prometieron investigar.

Alimentación deficiente en adultos

Sólo en 19% de los centros de salud monitoreados por la Encuesta Nacional de Hospitales los pacientes reciben una alimentación acorde a las indicaciones médicas, debido al desabastecimiento de productos de la dieta, la falta de personal calificado y las interrupciones de servicios básicos como agua y electricidad.

La ENH constató que buena parte de la alimentación que reciben los pacientes es suministrada por los familiares, sin mayores indicaciones de como deben ser esas dietas especiales.

Entre 2018 y 2022, los servicios han estado «abiertos» entre un 83% y 95%, pero sólo 65% de ellos entregan las comidas tres veces al día, lo cual implica que sólo entre un 10 y 12% de los pacientes reciben dieta bajo las indicaciones adecuadas como parte del esquema terapéutico.