VENEZUELA/ El Sistema Eléctrico Nacional sigue estando completamente vulnerable, dada la desidia y el abandono en el que se mantuvo en estos últimos años, por la falta de inversiones y de mantenimiento correctivo en  nuestras líneas principales de transmisión, en las plantas de generación y de distribución eléctrica en el país.

La información la dio a conocer  Edgar Bracho, Secretario Ejecutivo de la Federación de Trabajadores Electricos (Fetraelec) y Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas del estado Falcón,

Quien señala que esto ha traído como consecuencia que aún tengamos apagones frecuentes en Caracas y en todo el territorio nacional, fallas eléctricas recurrentes y un sinfín de problemas que todavía no terminan de corregirse para ofrecerle al pueblo  un servicio eléctrico eficiente y óptimo, como realmente se lo merece.

Admite que resulta más fácil señalar lo que se ha dejado de hacer, señalando como ejemplo el caso de la pica y poda, que consiste en quitar la maleza en  las estaciones, lo que no requiere de grandes inversiones ni de comprar muchos insumos, es un factor que contribuye a las fallas, afirmando que también hay que hacer la sustitución de equipos que ya cubrieron su vida útil, pero se llegó hasta el extremo en esta última administración que ni siquiera la maleza, que había en parte de las subestaciones de transmisión en el país se pudo acometer a tiempo y a ello se debe  en  gran parte los problemas con el servicio eléctrico venezolano. 

Abandono del sector laboral

Por otra parte, en  relación con  la labor de los trabajadores, señala que en Corpoelec se repite lo que ocurre en el resto de las instituciones del país, señalando que en esta empresa no alcanzan un salario que apenas llega a 3 dólares mensuales, no cuentan con un plan de salud integral ni para los trabajadores activos, los jubilados y los sobrevivientes, todos los beneficios socioeconómicos fueron prácticamente eliminados en el 2018 cuando estaban discutiendo una convención colectiva, en la cual se había avanzado y aprobado alrededor de 30 cláusulas, de la noche a la mañana el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate paralizó y suspendió la discusión de la contratación colectiva, señalando que no ha sido posible hasta el sol de hoy, aun  cuando el presidente de la República recientemente, anunció la firma del contrato colectivo del sector petrolero y que ha hecho anuncios para que  se reinicien y se discutan los contratos colectivos pendientes en los sectores, en Corpoelec esto no ha ocurrido.

“Ya en el 2018 el presidente de la República hizo un llamado público, cuando  nombró ministro del Trabajo a Eduardo Piñate, la primera instrucción que le dio en ese momento fue que se discutieran y aprobaran el contrato colectivo del sector eléctrico, pero hizo caso omiso y más bien paralizó y congeló la discusión del contrato. Nosotros, todos los trabajadores de la administración pública hoy tenemos una receta prácticamente, porque los beneficios son iguales,  no se evalúa la meritocracia, tampoco el rol que desempeña cada trabajador en su campo, todos tienen la misma mini compensación  de los salarios y se ha llegado al extremo de bonificado y creado cartera de bonos, los cuales son discriminatorios, se los dan a unos trabajadores para crear rivalidad con el resto de sus compañeros, los reciben unos y otros no y cuando se agotan, como ocurrió recientemente, bloquearon 5.000 órdenes de nómina de Corpoelec a nivel nacional, luego se restituyó pero todavía esos bonos que se venían incorporando a través de la página de La Patria, los trabajadores  no lo recibieron el mes de febrero, así que allí hay una situación irresponsable que a veces vive nuestro sector y es lo que se repite en toda la administración pública, así que si preguntan en cualquier sindicato o cualquier federación, es la misma situación caótica que se está viviendo en nuestro sistema en general, no hay Estado de Derecho, vamos a una Inspectoría del Trabajo  ni siquiera personal  para que te atiendan, si  te atienden agarran el documento y lo engavetan, vas a un Tribunal Laboral ocurre lo mismo, vas a hacer una denuncia a la Defensoría del Pueblo o a la Fiscalía, allí también son oídos sordos, por lo que pedimos los trabajadores que se garantice un Estado de Derecho que hoy no existe en Venezuela”, señalo Bracho.

Trabajadores sin  dotación

Destaca asimismo, que en la empresa no hay dotación contractual de los trabajadores, ni de uniformes ni en materia de implementos o herramientas, desde el 2008, señalando que lo que ha habido es entregas puntuales que, por emergencia, se hacen a algunos trabajadores, recordando que la dotación contractual hace 13 años que no se les entrega y que contempla 6 pantalones, 6 camisas, dos pares de botas, guantes, casco y lentes.

“En cuanto a los materiales, ya es una situación crítica, yo trabajo en el estado Falcón y el déficit está en el orden de más de 1.000 transformadores en el área de distribución y en Paraguaná, ya existe un 40% de este déficit de transformadores; hoy un equipo que se denomina reconectador, en más de 150 circuitos directos porque no hay este reconectador, existiendo un riesgo en estas viviendas gran vulnerabilidad porque de producirse un pico de energía se le puedan quemar los aparatos electrodomésticos a los ciudadanos, e incluso se han quemado viviendas, situación que cada día presenta una mayor decadencia abismal en este sector y no se observa que haya una atención, como la que se requiere para tener un servicio tan prioritario, tal vital como es la electricidad para el país, no se le ha dado la importancia que requiere”, dijo Bracho en el Circuito Éxito.