VENEZUELA/ Condenar las condiciones deplorables y abandono del sistema educativo venezolano, producto de las malas políticas públicas implementadas a través del proyecto político del Socialismo del Siglo XXI, acordaron los diputados de la Asamblea Nacional Legítima, en la sesión de la Comisión Delegada este martes, vía telemática.

Advierte que este sistema ha llevado a la pulverización de los sueldos de los profesores y maestros obligándolos a migrar del país en busca de mejores condiciones de vida, destrucción de las estructuras educativas, falta de servicios públicos, como agua y electricidad, cerco presupuestarios, así como una marcada deserción de estudiantes.

Este martes se llevó adelante el debate sobre el deterioro del Sistema Educativo venezolano debido al fracaso de las políticas públicas del régimen de Nicolás Maduro.

La diputada por el estado Mérida Mary Mora Morales, al iniciar el debate manifestó que la situación de deterioro del sistema educativo del país se debe a las malas políticas públicas del régimen de Nicolás Maduro, derivadas del mecanismo de cohesión ideológica del proyecto político del Socialismo del Siglo XXI.

El control político de docentes, la ideologización de estudiantes, el intento de implementar diseños curriculares sesgados, el cerco presupuestario para doblegar a las universidades autónomas, así como la creación de misiones educativas que han servido demagógicamente para captar adeptos a favor del gobierno revolucionario, son algunas de las políticas que han llevado a la educación pública a su deterioro y precariedad académica”, afirmó la diputada Mora.

A su juicio una de las acciones que más ha generado rechazo en la sociedad es la creación de las misiones educativas, por la mala calidad de la educación que se imparte. Además de los intentos de imponer diseños curriculares ideologizados para la educación primaria y secundaria.

“Los intentos de hacer de la educación privada una actividad económicamente insostenible; el cerco a las universidades autónomas, a través del deterioro de su infraestructura, del déficit presupuestario; los bajos sueldos que ha llevado a muchos profesores universitarios a abandonar el país en busca de mejoras laborales que les permita su sustento y el de sus familias”.

Subrayó que es necesario seguir en la lucha para evidenciar ante la comunidad internacional, que, para el régimen de Maduro o la mal llamada revolución bolivariana, la educación nunca se ha asumido como mecanismos para el desarrollo y progreso individual y social, sino que lo que han hecho es asegurar de las generaciones de hoy el apoyo para mantenerse en el poder”.

Exigen más atención al sistema educativo

Mientras que la diputada por el estado Aragua Karin Salanova, recordó que los educadores han realizados declaraciones, marchas y protestas y la respuesta de la Ministra de Educación Yelitza Santaella, a violar el derecho al trabajo de los educadores, quienes luchan por sus justas reivindicaciones salariales.

Indicó que además de los sueldos de hambre de los trabajadores de la educación, las instituciones educativas se encuentran en franco deterioro, pese a que la funcionaria Santaella manifestó que iban a reacondicionar 26 mil instituciones educativas en todo el país y aun eso no se ha cumplido.

“Los establecimientos educativos se encuentran deteriorados, los baños no están en condiciones para su uso, falta de servicios públicos como agua y electricidad, así como de pupitres. Eso es lo que impera en estas instituciones educativas que se encuentran en total abandono, por lo que no están en condiciones para que los niños puedan recibir clases y estudien”.

Agregó que además los padres y representantes no tienen posibilidades de adquirir los útiles escolares para sus hijos, porque apenas ganan un sueldo mínimo equivalente a 10 dólares, que no les alcanza para comprar las listas escolares que están por el orden de los 50 dólares.

Solicitó más atención sobre la situación del sector educativo, de los comedores escolares y las estructuras educativas. “Es necesario proteger la población vulnerable, nuestros niños y adolescentes, necesitamos invertir en la educación. Hay que seguir luchando para cambiar esta realidad, para que nuestros niños y adolescentes cuenten con un sistema educativo óptimo acorde a las exigencias para el futuro y desarrollo del país”.

Hay un déficit del 50 % de maestros

Por su parte, la diputada por el estado Mérida Mildred Carrero, sostuvo que desde la Asamblea Nacional se ha declarado la emergencia humanitaria compleja y la catástrofe del sector educativo venezolano, debido al fracaso de las “perversas” políticas públicas implementadas por Nicolás Maduro.

Citó un estudio de la Universidad Católica Andrés Bello, el sistema educativo se enfrenta a causas innumerables para poder cumplir con los procesos de enseñanzas y aprendizajes. 4 de 10 escuelas no cuentan con suficientes maestros, hay un déficit de un 50 por ciento, debido principalmente a la pulverización de los sueldos.

Los profesores y maestros están desmoralizados y deprimidos porque no cuentan con condiciones mínimas laborales.

Por otra parte, el 80 por ciento de los estudiantes van a pie a los centros educativos, porque desapareció el transporte escolar. 53 por ciento caminan más de 100 metros a un kilómetro. 28 por ciento dejan de asistir a las escuelas por falta de alimentación, hay 1.21 millones de niños y adolescentes que no están estudiando, 8 de cada 10 estudiantes sólo asisten dos o tres días a clases”.

Aseguró que la situación del sistema educativo venezolano no es sostenible, los niños y adolescentes no están recibiendo una educación de calidad, violando la norma constitucional sobre el derecho humano a la educación.