VENEZUELA/ La diputada a la Asamblea Nacional (2015), Delsa Solórzano, denunció este lunes que al menos 13 militares y 4 civiles, son torturados en los calabozos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar y en celdas insalubres del complejo militar Fuerte Tiuna.

La parlamentaria, denunció el hecho ante Michelle Bachelet, alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Solórzano escribió a través de Twitter, que recibió la denuncia directamente de los familiares de las personas que están detenidas en esos lugares.

La parlamentaria dijo que las autoridades mantienen a los aprehendidos con escasa alimentación, no les garantizan la atención médica y no les permiten el acceso a la luz solar. “Los están torturando y matando de hambre“, advirtió.