VENEZUELA/ Ana Rosario Contreras, enfermera y presidenta del Colegio de Enfermeros de Distrito Capital, aseguró que el gremio continuará movilizándose y protestando por un ajuste salarial buscando que el Estado asuma sus responsabilidades.

La enfermera insistió en que la clase trabajadora está empobrecida porque el gobierno no cumple con sus responsabilidades.

Tras manifestaciones de trabajadores de distintos hospitales de Caracas en la Defensoría del Pueblo, indicó que buscan salir de la «pobreza extrema» en la que están los funcionarios públicos del país.

«Desde 2018 el gremio de enfermería convocó un paro indefinido por este mismo tema» añadió.

Contreras destacó que hasta este momento la artículo 91 de la Constitución es «una letra muerta» para el gobierno.

Recordó que en tiempos anteriores a final de año se podían tener bonificaciones que ayudaban a incrementar el nivel de vida.

«Se han empezado a hacer movilizaciones desde la clase trabajadora. No podemos ser cómplices pasivos de la tragedia humanitaria» acotó.

La enfermera resaltó que hay que seguir a la Vicepresidencia de la República porque el Ejecutivo es el que decreta los salarios en el país.

«Es el momento de generar un tejido social de lucha de la clase trabajadora» señaló.