VENEZUELA/ El vicepresidente del CNE y presidente de la COPAFI, Enrique Márquez, informó que fue aprobado, en sesión reciente y por unanimidad del directorio del máximo ente comicial, el despliegue de seis organizaciones civiles en calidad de observadores electorales nacionales para las elecciones del próximo 21 de noviembre.

Márquez indicó que las asociaciones seleccionadas ya han sido invitadas a consignar sus recaudos y lista de observadores. “Ya iniciamos la interacción necesaria para acreditarlas e incorporarlas a todos los aspectos técnicos que se desarrollan para que puedan atestiguar la transparencia del proceso y trabajar en conjunto con la observación electoral internacional”.

Las asociaciones civiles notificadas son: Proyecto Social, Red de Observación Electoral de la Asociación Civil Asamblea de Educación, Asociación Venezolana de Juristas, Centro Internacional de Estudios Superiores, Fundación por un Pueblo Digno y Observatorio Electoral Venezolano.

“La selección de estas instancias para la observación electoral nacional forma parte de una práctica rutinaria, establecida en el reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales. Ese reglamento establece las condiciones de la veeduría u observación”.

Márquez indicó que las asociaciones mencionadas, las cuales presentarán informes con hallazgos y recomendaciones, solicitaron su participación en la observación electoral. Cabe destacar, de paso, que las mismas ya han acompañado otros procesos comiciales en el país.

“Para estas elecciones contaremos, afortunadamente, con observación nacional e internacional. Esperamos, además, que otras organizaciones internacionales puedan acompañar el trabajo de la Unión Europea. En los próximos días tendremos información más precisa sobre la incorporación de otros entes para fines de un acompañamiento completo”.

El rector destacó que en el CNE prevalece un interés: que tanto la comunidad nacional e internacional tengan acceso a cada una de las etapas del proceso electoral del 21 de noviembre, y puedan dar fe de los elementos favorables o las irregularidades que detecten gracias a su activa incorporación al proceso.