VENEZUELA/ En Venezuela seguimos en un contexto de emergencia que sigue afectando a los niños y adolescentes, alertó Cecodap a propósito del suicidio de un adolescente en el Centro Comercial Sambil en la primera semana de enero.

Hay que estar atento a señales de alarma, como comportamientos inusuales, rabia, inapetencia, emociones que no logra identificar, detalló Carlos Trapani, coordinador de Cecodap.

En familia hay que hablar con sinceridad, poner las emociones en palabras.

El regreso a clases es un factor de protección, y ante eso “debemos llenarnos de entusiasmo”, planteó. El docente debe expresar lo que siente, y también, escuchar a los estudiantes, planteó. No todos vivieron el mismo mes de diciembre, recordó.

El Estado debe ocuparse de la infraestructura escolar, que los planteles tengan servicios, insistió.

Trapani llamó la atención sobre el rezago en la educación inicial, porque los estudiantes han tenido que entenderse con una pantalla y no con una maestra.