VENEZUELA/ El presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados de la Alcaldía del municipio Simón Bolívar, Horacio Aray, informó que entregaron un escrito a la mandataria local Sugey Herrera, a fin de solicitar asistencia en materia de salud, alimentación y servicio funerario debido a que se sienten desatendidos por las autoridades gubernamentales.

Aray manifestó que varios jubilados del ayuntamiento barcelonés han presentado delicados cuadros de salud y no han logrado hacerse los chequeos pertinentes con especialistas médicos, además de no contar con recursos económicos para la compra de medicinas.

Detalló que tienen el caso de 10 compañeros que requieren cirugías y otros que necesitan ser evaluados por urólogos y cardiólogos. Aseguró que hasta el momento no han obtenido una respuesta favorable.

El delegado denunció que el 31 de diciembre enterraron a un compañero sin poder velarlo porque, aparentemente, la alcaldía estaba en situación de morosidad con el proveedor del servicio.

Agregó que si no les responden la petición realizarán una manifestación la próxima semana, en la entrada de la sede del ayuntamiento, para que sus voces sean escuchadas.

Empobrecidos

En materia económica, el también directivo de la Federación de Trabajadores del estado Anzoátegui (Fetranzoátegui) afirmó que tal como lo denunció el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), los jubilados y pensionados se ven severamente afectados y empobrecidos por el “mísero” salario de 7 bolívares y el bono de guerra económica de Bs 10, pues no pueden acceder ni siquiera al 1% de la canasta alimentaria que para el mes de diciembre de 2021 alcanzó un costo de 431, 72 dólares.

Los jubilados, que dimos lo mejor de nuestra juventud al sector público venezolano, estamos en total desatención, sin dinero, sin medicamentos, sin seguro médico. Todos los beneficios de las contrataciones colectivas se eliminaron y actualmente hemos tenido que volver a trabajar, y para colmo de males tenemos que recurrir a dos empleos para medio comer. Nuestros compañeros se están muriendo y el gobierno no está haciendo nada para ayudarnos”, recalcó.