VENEZUELA/ Los problemas del Sistema de Salud venezolano requieren de la voluntad política para que puedan recibir los recursos necesarios para atender la grave crisis que vive, aseguró Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital.

En una manifestación frente al Hospital de Niños J.M. de los Ríos señaló que el personal de salud trabaja sin las condiciones mínimas, además los insumos médicos son insuficientes para atender la gran demanda de la población, más allá de la situación de pandemia.

Debe tratarse el tema de Salud con la responsabilidad que amerita. No puede ser que la administración de Nicolás Maduro tome decisiones caprichosas e improvisadas al respecto”, señaló Contreras.

Por otra parte llamó a que se reanuden las negociaciones para que pueda entrar ayuda humanitaria al país “y para eso las dos partes deben mostrar voluntad política”.

El Sistema de Salud está como los hijos de los padres divorciados que no se ponen de acuerdo. Al final quien sufre es la población venezolana que está expuesta a decisiones erradas en cuanto al tema sanitario”, dijo Ana Rosario Contreras.