VENEZUELA/ Solo la semana pasada hubo dos protestas en Caracas con diferentes protagonistas y una misma solicitud: libertad para los trabajadores presos. Este lunes, el Movimiento Al Socialismo (MAS) reiteró su solicitud: una amnistía para los presos políticos. Otros dirigentes han hecho el mismo planteamiento, especialmente a propósito de la Navidad.

María Verdeal, vicepresidenta del MAS, reiteró que en Venezuela “existen presos políticos, que aparecen y desaparecen en la agenda política de acuerdo con el momento o el interés del gobierno”. Siguen, además, las denuncias, como “aislamiento, incumplimiento del debido proceso, incumplimiento del derecho a la defensa. Hay presos que ni siquiera han sido presentados en una audiencia y permanecen detenidos”. Están recluidos, además, en muy malas condiciones.

Foro Penal afirma que en Venezuela hay 248 presos políticos. “9.420 personas siguen sujetas a procesos penales políticos, pero bajo medidas cautelares”, informó el vicepresidente de la organización, Gonzalo Himiob”, según un reporte de EFE. Justicia Venezolana, con la doctora Lilia Camejo a la cabeza, calcula que hay 180 presos políticos militares. El activista de derechos humanos Rafael Narváez estima que son 251 presos políticos. Ana Leonor Acosta, integrante de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, afirma que son 364 personas presas por razones políticas.

La organización Surgentes pidió a Nicolás Maduro, el pasado jueves, un indulto o una amnistía para 19 trabajadores presos. Un día después, con una marcha que llegó hasta el Palacio Federal Legislativo, varias organizaciones exigieron una medida humanitaria para 149 trabajadores presos.

El indulto está consagrado en la Constitución, como lo recuerda el profesor Juan Luis Modolell (UCAB), en el artículo “El indulto en Venezuela como forma de intervención en el Poder Judicial”. 

Modollel resalta que “la Constitución venezolana en el artículo 236, numeral 19, establece la potestad del Presidente de la República de “conceder indultos”. Por su parte, el artículo 104 del Código Penal venezolano lo define al expresar: “…El indulto o gracia que condona la pena la hace cesar con todas sus accesorias. Cuando el indulto se concede conmutando la pena impuesta por otra inferior, se cumplirá ésta con las accesorias que le correspondan”. Según la última ley, la gracia solo procedería respecto de personas concretas que estén cumpliendo una pena”.