AGENCIA EFE/ La Policía Nacional del Perú desarticuló este lunes una banda presuntamente dedicada al robo de autos de lujo en Lima, cuyo cabecilla tiene fotos con el presidente Pedro Castillo y presumía de haberse reunido con él en una casa donde, presuntamente, el mandatario recibía visitas no reportadas oficialmente.

El jefe de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac), coronel Franco Moreno, informó a la prensa que detuvieron a siete integrantes de la banda llamada «Los Gama» en varios distritos de Lima y que realizaron un allanamiento en las oficinas de la Asociación Automotriz del Perú.

Según detalló, estos presuntos delincuentes tramitaron irregularmente alrededor de 500 placas de autos.

«Esas placas venían producto de los robos y asaltos a ciudadanos de (los distritos limeños de) San Isidro, Miraflores y distintas partes del país. Esta organización ha venido operando muy reservadamente. Sus integrantes eran pocos, pero de alto poder», declaró Moreno a los medios locales.

La organización criminal tramitaba duplicados de placas existentes para colocarlas en los autos que robaba y poder venderlos, a través de las redes sociales.

El supuesto cabecilla de la banda, Fritz Antonino Moreno, fue detenido en un elegante departamento del distrito de Surco, después de haber sido involucrado por la Policía en otros delitos, que incluyen el sicariato, y de ser identificado por los agentes en un encuentro con el mandatario peruano en la casa de la calle Sarratea, en el distrito de Breña.

Moreno publicó la foto con Castillo en esa casa, tras su encuentro en marzo pasado, en medio de las denuncias periodísticas contra el jefe de Estado de que estaba recibiendo a empresarios y políticos en la casa de Sarratea sin reportarlo oficialmente en su agenda diaria.

Entre esos encuentros, Castillo recibió presuntamente a Karelim López y Zamir Villaverde, dos de los colaboradores de la fiscalía en las denuncias por corrupción presentadas en su contra.

El jefe de la Diviac indicó que Moreno se mostró evasivo y que «ha querido evadir su responsabilidad», pero confió en que la Policía va a comprobar «que esta persona es parte de la organización» con las evidencias que ha reunido.