AGENCIA EFE/ Un tribunal de Moscú ordenó hoy la liquidación del Centro de Derechos Humanos Memorial por haber ocultado presuntamente información sobre su función como «agente extranjero» y por supuestamente justificar el extremismo y el terrorismo.

La liquidación del Centro se produce un día después de la liquidación de la ONG Memorial Internacional, la principal organización de derechos humanos de este país y la voz de los represaliados soviéticos.

La Fiscalía insistió durante el proceso que Memorial violó reiteradamente las exigencias de la ley rusa sobre «agentes extranjeros» en sus sitios web y en las redes sociales, a lo cual la ONG respondió que pagó en tiempo y forma todas las multas impuestas por esa causa.

«Siempre (…) recurriremos cualquier decisión del tribunal que no sea a nuestro favor. Primero en las cortes nacionales. En caso de necesidad nos dirigiremos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)», anunció a la prensa rusa Yan Rachinski, cofundador de la organización.

Recordó que Memorial ya se dirigió al TEDH después de que la ONG fuese declarada «agente extranjero» en 2012.

«La vista de la causa no se movió del punto muerto. Simplemente añadiremos el recurso a la apelación existente», dijo.

El abogado del Centro, Mijaíl Biriukov, afirmó a la agencia rusa Interfax que la defensa no escuchó de la Fiscalía cuáles fueron los derechos e intereses legales que violó la ONG y cuáles fueron los daños ocasionados por sus actividades.

«Consideramos el veredicto sobre la liquidación totalmente desproporcionado respecto a las violaciones que fueron destacadas por la Fiscalía en la demanda», señaló.

A la sesión acudieron diplomáticos de España, Estonia, Lituania, Finlandia, Suecia, Dinamarca, EEUU y Alemania, según TASS.

Este martes el Tribunal Supremo de Rusia ordenó la liquidación de Memorial Internacional por crear «una imagen falsa de la Unión Soviética como Estado terrorista».