AGENCIA EFE/ Las inundaciones de hace unos días en Bélgica han dejado al menos 31 fallecidos y 163 desaparecidos, según los últimos datos publicados este domingo por el centro de crisis federal.

Las autoridades animaron a los ciudadanos que aún no han tenido contacto con sus allegados a informar lo antes posible a la policía.

«Si no han tenido noticias de un familiar, les invitamos a ponerse en contacto con la zona de policía local que reúne las informaciones sobre las personas desaparecidas», indicaron las autoridades.

Aunque han finalizado ya las operaciones de salvamento en las distintas zonas afectadas por las lluvias torrenciales y las inundaciones, prosiguen las búsquedas.

En la localidad de Pepinster (en la región de Valonia), donde cerca de mil personas tuvieron que abandonar sus hogares, los equipos de salvamento retomaron este domingo los trabajos para tratar de encontrar a víctimas, que se desarrolla en condiciones muy difíciles, por el riesgo de derrumbe de algunos edificios, informó la radiotelevisión francófona RTBF.

Aunque en casi toda Bélgica ha disminuido en los últimos días el nivel de las aguas tras las inundaciones, aún hay zonas en alerta en la región de Valonia, según los datos difundidos hoy por la dirección general operativa de la Movilidad y las Vías Hidráulicas.