AGENCIA EFE/ El presidente de Brasil Jair Bolsonaro, quien aspira a la reelección, y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, el favorito para el próximo domingo, protagonizan las elecciones más polarizadas en la historia de Brasil este domingo 2 de octubre.

En el último sondeo de este miércoles elaborado por Central Eleitoral, Lula, quien lidera desde todas las proyecciones, tiene una proyección de votos válidos para la primera vuelta de 48 por ciento por sobre 41 % de su más cercano contendor (Bolsonaro).

El CE proyecta que para una eventual segunda vuelta el 30 de octubre, Lula también lideraría ampliamente, con un 51 % de intención de voto y un 44,7 % para Bolsonaro.

El amplio rechazo de los electores se ha convertido en el principal caballo de batalla del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Según el sondeo, el 56b por ciento de los electores no votarían en Bolsonaro de ninguna manera, mientras que ese porcentaje llega al 46 por ciento en el caso de Lula,

La primera vuelta de los comicios presidenciales en Brasil serán este domingo 2 de octubre, donde Lula y Bosonaro tienen dividido al país en dos y los últimos sondeos dejan claro que la polarización hace inviable que prospere cualquier otra candidatura.

ABSTENCIÓN LEVANTA PREOCUPACIONES

Otro sondeo difundido el lunes, del instituto Ipec, existe 4 % del electorado brasileño que votará blanco o nulo en los comicios y otro 4 % que aún no sabe a quién elegir.

Para ser elegido presidente el mismo día 2, Lula necesita superar el 50 % de los votos válidos, es decir, excluidos los blancos y nulos, un escenario que ya han vaticinado varias encuestas.

El próximo domingo, 156 millones de brasileños están llamados a las urnas para elegir presidente, 27 gobernadores y renovar las cámaras legislativas regionales y nacionales.