AGENCIA EFE/ Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, exigirá un comprobante de vacunación contra la covid-19 para acceder a lugares cerrados, como restaurantes y comercios, según anunció este lunes la Alcaldía.

La medida comenzará a ser válida a partir del próximo lunes en la capital paulista, donde ya ha sido vacunada toda la población adulta con al menos una dosis del inmunizante contra el coronavirus.

Según explicó el alcalde de la capital paulista, Ricardo Nunes, a partir de la próxima semana los clientes deberán comprobar que están vacunados con al menos una de las dos dosis del antígeno para poder entrar en establecimientos o eventos cerrados.

Para ello los ciudadanos tendrán que registrarse en una página habilitada por la Alcaldía y descargar una aplicación móvil donde será emitido el documento que deberá ser presentado en la puerta de entrada de los locales