AGENCIA EFE/ El Kremlin advirtió este jueves de que el suministro de armas pesadas a Ucrania que discute esta semana Occidente «eleva el conflicto a un nuevo nivel cualitativo».

«Eso significa que el conflicto se eleva a un nuevo nivel cualitativo, lo que no augura nada bueno para la seguridad global y europea», dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en rueda de prensa.

El portavoz del Kremlin hizo estas declaraciones la víspera de la reunión del Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania, el llamado formato Ramstein, donde se abordará el suministro de tanques a Kiev.

En opinión de Peskov, la discusión misma sobre la entrega a Ucrania de armas que pueden alcanzar el territorio ruso «es extremadamente peligrosa».

A la vez, al comentar las declaraciones del expresidente Dmitri Medvédev, quien sugirió la posibilidad del uso de armas nucleares en caso de la derrota rusa en Ucrania, el representante del Kremlin negó que eso vaya en contra de la doctrina militar rusa, que no prevé ataques preventivos pero sí autoriza el empleo de armamento atómico para la defensa de la soberanía del país.

Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, dijo este jueves que «las potencias nucleares no pierden grandes conflictos de los que depende su destino».

«Esto debería ser obvio para cualquiera. Incluso para un político occidental que haya conservado al menos algún rastro de inteligencia», insistió.