AGENCIA EFE/ El presidente de Rusia, Vladímir Putin, acordó con su homólogo sudafricano, Cyril Ramaphosa, el envío a Sudáfrica un equipo de epidemiólogos y médicos para estudiar y combatir la variante ómicron del coronavirus.

Según informó el servicio de prensa del Kremlin, ambos mandatarios debatieron durante una conversación telefónica este jueves la cooperación para estudiar y combatir esta nueva cepa.

«Se alcanzó el acuerdo de enviar a Sudáfrica lo antes posible un grupo de virólogos, epidemiólogos, científicos y médicos rusos, así como un laboratorio epidemiológico y otro equipamiento médico», indicó la Presidencia rusa.

Ramaphosa agradeció a Putin «la disposición de la parte rusa a colaborar estrechamente en la lucha contra la pandemia».

Rusia confirmó esta semana sus dos primeros casos de ómicron en viajeros llegados de Sudáfrica, pero descartó que por el momento haya necesidad de imponer nuevas restricciones sanitarias.

Con todo, hasta el momento el ómicron ha sido confirmado en solo dos viajeros, mientras otros cuatro dieron positivo por la variante delta, que actualmente predomina en Rusia.

Según informó hoy el ministro de Sanidad ruso, Mijaíl Murashko, los dos casos presentan síntomas leves.