AGENCIA EFE/ El presidente de Chile, Sebastián Piñera, promulgó este jueves la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo aprobada esta semana, calificada como un paso «histórico» en la conquista de derechos sociales y celebrada transversalmente en todo el país.

«Este es un día para celebrar, es un día histórico. Esta ley significa un paso adelante hacia una sociedad más libre, más tolerante, más justa», afirmó el mandatario desde La Moneda, sede de Gobierno.

Con esta norma, agregó, todas las personas podrán «vivir el amor, contraer matrimonio y formar una familia con toda la protección legal que necesitan y merecen».

El Congreso dio luz verde, el pasado martes, a un proyecto de ley que llevaba más de cuatro años en discusión que permite casarse a dos personas del mismo sexo y que garantiza sus derechos filiativos, es decir, el reconocimiento legal de los hijos en común.

Con esta decisión, Chile se convirtió en el octavo país de Latinoamérica en aprobar este derecho después de Costa Rica, Ecuador, Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y varios estados de México.