AGENCIA EFE/ El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este miércoles un paquete de ayudas por 10.790 millones de dólares para las familias y las pequeñas y medianas empresas ante los apuros ocasionados por la pandemia.

Los beneficios contemplan una ayuda económica «universal» durante tres meses que llegará al 90 % de los hogares del país y que será equivalente a la línea de pobreza.

Asimismo, Piñera anunció la creación de un bono de un millón de pesos (unos 1.370 dólares) para las pequeñas y medianas empresas.

El ingreso familiar tiene un costo total durante los tres meses de 8.670 millones de dólares a cuenta del Estado, mientras que el bono a las pymes, junto con otras ayudas tributarias anunciadas para las empresas, supondrán un gasto de 2.120 millones de dólares.

En total, serán 10.790 millones de dólares que se suman a los 23.500 millones de dólares comprometidos hasta ahora por el Gobierno para hacer frente a la crisis económica generada por la pandemia.

Ambas iniciativas fueron enviadas como proyectos de ley al Congreso, al que el presidente pidió máxima celeridad para debatirlos y aprobarlos.

El mandatario hizo estos anuncios tras reunirse durante cerca de un mes con representantes de la oposición y el oficialismo, con actores de la sociedad civil, organizaciones sociales y empresas en busca de un acuerdo de «mínimos comunes» para ampliar y reforzar la protección social de las familias y las pymes.

Las conversaciones se iniciaron después de que el Congreso aprobara por tercera vez la posibilidad de que los ciudadanos puedan retirar el 10 % de sus fondos de pensiones como ayuda económica ante la pandemia, medida a la que se oponía el Gobierno, y de que desde la oposición reclamara al Ejecutivo que estableciera una renta básica universal.