AGENCIA EFE/ El presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Roberto Fico, abrirá mañana la carrera para la elección del nuevo jefe del Estado, al anunciar la fecha de la convocatoria de la primera sesión conjunta del Parlamento para votar al que será el presidente de la República durante el próximo septenio.

«El 4 de enero se enviará la carta (a los electores) y sabremos la fecha de la convocatoria del Parlamento», dijo Fico recientemente, sin desvelar cuándo comenzará el proceso, aunque los medios italianos barajaan como día más probable el 24 de enero.

Más de mil «grandes electores» participarán en las votaciones en el Palacio de Montecitorio, la sede de la Cámara Baja, en una cifra que incluye a diputados, senadores y delegados de las regiones, para elegir al sucesor del actual presidente, Sergio Mattarella, cuyo mandato expira el 2 de febrero.

La elección de su sustituto, en una búsqueda en la que los partidos ya están inmersos, debe llevarse a cabo por la mayoría del Parlamento, pues en caso contrario se disolverían las Cámaras y se convocarían elecciones, algo que beneficiaría a la extrema derecha, según muestran los sondeos desde hace meses.

El candidato más sólido por el momento es el primer ministro, Mario Draghi, que llegó al poder en febrero pasado para sacar al país de su enésima crisis política por la falta de acuerdo entre los socios gubernamentales y que se ha consolidado como el jefe de Gobierno con mayor consenso de los últimos años.