AGENCIA EFE/ Un niño murió luego que la guardia costera de Trinidad y Tobago disparara contra una lancha con migrantes que buscaba arribar a la isla procedente de Tucupita, estado Delta Amacuro.

Aún no hay confirmación ni desmentido oficial en torno a esta información por parte del gobierno venezolano.

La Guardia Costera de Trinidad explicó en un comunicado que dispararon al motor de la embarcación en un intento de detenerla y «en defensa propia» alegando que los migrantes habían intentado «embestirlos».

La madre del niño fallecido resultó herida y trasladada a un centro de salud.