AGENCIA EFE/  La orden del Gobierno estadounidense para que China cerrara su consulado en Houston es un intento de culpar a Pekín por los fracasos de Estados Unidos de cara a las elecciones presidenciales de noviembre, según dijeron medios estatales chinos en sus editoriales el jueves.

Estados Unidos dijo el miércoles que le había dado a China 72 horas para cerrar el consulado “para proteger la propiedad intelectual americana y la información privada de los estadounidenses”, lo que provocó las amenazas chinas de represalias.

La decisión supuso una dramática escalada de la tensión entre las dos economías más grandes del mundo, aliñada con nuevas acusaciones de espionaje chino en Estados Unidos y llamamientos del secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo a una nueva coalición mundial contra Pekín.

La embajada de China en Estados Unidos calificó la orden de “provocación política” y pidió a Washington que “revocara inmediatamente” la decisión.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, escribió en Twitter que China “seguramente reaccionaría con firmes contramedidas”.

El diario oficial en inglés China Daily describió el cierre como “ una nueva estratagema en el intento de la administración de los Estados Unidos de pintar a China como un actor malévolo en el escenario mundial, y así convertirla en un proscrito para la comunidad internacional”.

La medida muestra que, al estar rezagado con respecto a su oponente en las elecciones presidenciales en las encuestas… el líder de Estados Unidos está haciendo todo lo posible para tratar de presentar a China como un agente del mal”, dijo.

Las encuestas muestran que el presidente Donald Trump va a la zaga de su contrincante, el exvicepresidente Joe Biden, de cara a las elecciones del 3 de noviembre, en un escenario de empeoramiento de la crisis del coronavirus, con el consiguiente perjuicio para la economía de Estados Unidos.

AMENAZA DE REPRESALIA

China no ha dicho qué puede hacer para tomar represalias.

El South China Morning Post informó que China podría cerrar el consulado estadounidense en la ciudad suroeste de Chengdu, mientras que una fuente consultada dijo a Reuters el miércoles que China estaba contemplando cerrar el consulado estadounidense en Wuhan, donde Estados Unidos retiró personal durante el brote de coronavirus.

Hu Xijin, editor del Global Times (Huánqiú Shíbào), un tabloide publicado por el diario oficial del Partido Comunista, el Diario del Pueblo, dijo en una columna que el cierre del consulado de Wuhan no sería suficiente castigo.

Según Hu, Estados Unidos tiene un gran consulado en Hong Kong y es “demasiado obvio que el consulado es un centro de inteligencia”.

“Incluso si China no lo cierra, podría reducir su personal a cien o dos cientos. Esto hará que Washington sufra mucho dolor”, escribió.

Los otros consulados de EEUU en China están en Guangzhou, Shanghái y Shenyang.

“INVENCIONES SIN FUNDAMENTO”

En una declaración publicada el jueves, la embajada china en Washington acusó a Estados Unidos de “invenciones sin fundamento” sobre las acciones de las misiones diplomáticas de China y le instó a “revocar inmediatamente esta decisión errónea”.

¡Es hora de pisar el freno y volver a la dirección correcta!”, dijo la embajada en su cuenta de Twitter.

Por otra parte, según documentos judiciales de EEUU, la Oficina Federal de Investigación (FBI) alega que un investigador chino acusado de fraude de visados y de ocultar vínculos con el ejército está ahora escondido en el consulado de China en San Francisco.

Otros investigadores chinos de universidades estadounidenses también han sido arrestados por fraude de visados, según se desprende de los documentos presentados.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.