AGENCIA EFE/ El Gobierno de los talibanes aseguró este jueves que conformará una fuerza armada como la de cualquier otro país para asumir la seguridad de Afganistán, después de que el ejército afgano quedará disuelto con la captura del poder por los islamistas a mediados del pasado agosto.

«Al igual que otros países tienen un ejército, también construiremos un ejército nacional que tendrá los grupos necesarios como comandos y fuerzas especiales”, dijo a Efe el portavoz del Gobierno de los talibanes Bilal Karimi.

La información del portavoz busca aclarar informes divulgados en el país, atribuidos al viceministro de Información, Zabihullah Mujahid, sobre los supuestos planes de los talibanes de entrenar atacantes ataquescomo parte de las fuerzas especiales de su ejército.

«Los medios de comunicación malinterpretan las palabras de Mujahid, el Emirato Islámico (como se autodenomina el Gobierno interino de los talibanes) formará un ejército nacional para servir a su país y al pueblo de Afganistán», aseguró por su parte el portavoz del Ministerio de Defensa, Enayatullah Khwarzmi, a Efe.

Afganistán dispone de al menos 81 aeronaves militares estadounidense que quedaron en el país tras la retirada estadounidense, reveló ayer en Twitter el asesor del ministerio de Información de los talibanes, Tariq Ghazniwal.

La garantía de la seguridad y el control del yihadismo fue una de las grandes reivindicaciones de los talibanes en los territorios bajo su control durante la guerra con el gobierno depuesto y las fuerzas internacionales.

Sin embargo, desde su llegada al poder, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha multiplicado sus ataques, entre los que destacó el atentado contra el aeropuerto de Kabul el pasado 26 de agosto, que causó unos 170 muertos.