AGENCIA EFE/ El ministro de Asuntos de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que «si depende de Rusia no habrá guerra», en una entrevista con medios locales trasmitida en directo.

El jefe de la diplomacia rusa respondió así a un pregunta de si habrá guerra debido las tensiones con Occidente y en torno a Ucrania.

«Si depende de Rusia no habrá guerra. No queremos guerras. Pero tampoco permitiremos que se ignoren y se pisoteen groseramente nuestros intereses», dijo Lavrov.

Según el ministro, las respuestas de Estados Unidos a las exigencias de garantías de seguridad presentadas por Rusia son «bastante confusas» pero contienen elementos racionales en «asuntos secundarios», como en el relativo al emplazamiento de misiles de corto y medio alcance.

Agregó que el debate sobre estos misiles fue rechazado por EEUU en los últimos años y «ahora proponen abordarlo».

Las garantías de seguridad exigidas por Rusia incluyen poner freno a una mayor expansión de la Alianza, en particular a Ucrania y Georgia, el cese de toda cooperación militar con las antiguas repúblicas soviéticas y la retirada de las tropas y armamentos de la OTAN a las posiciones que ocupaban antes de 1997.

En cuanto a la amenazas de nuevas sanciones estadounidenses contra Rusia, que incluyan a sus dirigentes y la desconexión del país de los sistemas financieros internacionales, Lavrov indicó que ello «equivaldría a la ruptura de relaciones».