AGENCIA EFE/ El presidente Guillermo Lasso inauguró este jueves el foro «Ecuador Open for Business 2021», animando a los inversores a que apuesten por una nación que, dijo, tiene una baja inflación, reservas crecientes y una dolarización consolidada y es por ello «el país de las oportunidades» en Latinoamérica.

Ecuador es «un país dolarizado, con baja inflación, un país con reservas monetarias crecientes y un país con un Gobierno que comprende que para lograr la meta de crear dos millones de empleos necesita del sector privado, nacional e internacional», manifestó el mandatario al inaugurar el foro en Quito.

Se trata del primer evento de alcance internacional organizado por su Ejecutivo, de dos días de duración y en el que participan cerca de un millar de empresarios de manera presencial y unos 2.000 virtualmente.

Ecuador abierto al negocio

Lasso manifestó que «Open for Business no es un simple título, es una realidad» y repasó las acciones llevadas a cabo por su Gobierno, que asumió funciones el 24 de mayo, día en que se produjo una bajada considerable del riesgo país por las expectativas en los mercados de su elección.

Recordó que gracias a la rápida vacunación de cerca de diez millones de personas en sus primeros cien días de gobierno, Ecuador ha podido iniciar la reactivación y recuperar la confianza y agregó que buena muestra de ello es la «tranquilidad económica» que otorga el sistema financiero, que cuenta con más de 36.000 millones de dólares en depósitos, alrededor de 36 puntos del PIB.

«La liquidez del sistema bancario y financiero es tan amplia que (las empresas internacionales) pueden contar con un sistema solvente y líquido para las inversiones», manifestó.

Aludió asimismo a las reservas internacionales, que pasaron de los 5.900 millones de dólares al inicio de su Administración a superar hoy los 8.200 millones.

Y arguyó, como símbolo de confianza, que bajo su Gobierno, la dolarización es una «certeza» y «un sistema monetario sostenible en el tiempo».

En esa línea, insistió en la importancia de que salga adelante una reforma tributaria que se debate en el Parlamento.

Otro de los datos duros que el Gobierno quiere presentar como señuelo a las inversiones es el de la inflación, que en octubre de este año se situó en el 1,47 % anual, el segundo indicador más bajo de la región andina y a la cabeza entre las economías dolarizadas.

Y pese a que Ecuador sufrió una pérdida económica del 13 % al inicio de la pandemia (de febrero a abril de 2020), explicó el ministro de Producción y Comercio Exterior, Julio Prado, se recupera en la actualidad a un ritmo de crecimiento del 8,4 %, según datos del último trimestre.

Ecuador crecerá más del 3%

Lasso adelantó que este año la economía ecuatoriana «experimentará un crecimiento superior al 3,2 y 3,3 %», de acuerdo con proyecciones gubernamentales.

Y con ese contexto reiteró que su meta inversionista es la de alcanzar los 30.000 millones de dólares en sus cuatro años de Gobierno, con un amplio portafolio en múltiples sectores.

«Presentaremos un proyecto de ley de fomento de inversión que simplificará todo el marco jurídico, habilitaremos zonas francas con incentivos tributarios para industrias agrícolas, logísticas, de turismo, de salud y más», adelantó.

La idea de convocar un foro internacional de este alcance se origina en la estrategia de Lasso formulada como «Más Ecuador en el mundo y más mundo en Ecuador», tras años en los que el país se había aislado de acuerdos comerciales internacionales y las inversiones se veían frenadas por cambios inesperados de legislación.