AGENCIA EFE/ El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha reconocido este lunes en Madrid que el apoyo a Ucrania frente a la invasión rusa «tiene un precio» para todos, pero ha instado a mantener la unidad frente al agresor para evitar «pagar un precio mucho mayor».

«Sé que esta ayuda tiene un precio. En nuestros países, muchas personas se enfrentan a una crisis del coste de la vida. Las facturas de la energía y los alimentos están aumentando», ha dicho Stoltenberg durante su intervención en la última sesión de la 68 Asamblea parlamentaria de la Alianza que durante este fin de semana ha debatido en Madrid sobre la guerra en Ucrania.

Sin embargo, ha recordado, «el precio que pagamos como aliados de la OTAN se mide en dinero, mientras que el Estado ucraniano paga un precio que se mide en sangre».

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (i), saluda al presidente de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN (Estados Unidos), Gerald E. Connolly.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (i), saluda al presidente de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN (Estados Unidos), Gerald E. Connolly, hoy en Madrid. EFE/ Chema Moya

«Si permitimos que (el presidente ruso, Vladímir) Putin gane, todos nosotros tendremos que pagar un precio mucho mayor», ha sentenciado el político noruego.

En esta línea, ha pedido a los parlamentarios que han participado en la Asamblea de la Alianza en Madrid «mantener el rumbo juntos»: «Cuento con todos ustedes, como miembros de los parlamentos, a que permanezcan unidos», ha sentenciado Stoltenberg.

Asimismo, ha recordado que durante la «transformadora» cumbre de la OTAN celebrada el pasado junio en Madrid se adoptaron «decisiones muy importantes en un momento crítico para nuestra alianza».

«Decidimos intensificar nuestro apoyo a Ucrania, reforzar aún más nuestra disuasión y defensa e invitar a Finlandia y Suecia a convertirse en miembros de la OTAN. También adoptamos el Concepto Estratégico para adaptar la alianza a un mundo más peligroso y competitivo», ha dicho Stoltenberg.

Más inversión

Ha considerado, sin embargo, que para que los aliados puedan seguir reforzando sus capacidades, «tenemos que invertir más»: «El 2 por ciento del PIB en Defensa debe considerarse un suelo, no un techo, para nuestras inversiones», ha defendido.

Stoltenberg ha recordado que la guerra en Ucrania «ha puesto de manifiesto algunas vulnerabilidades clave», como una fuerte dependencia del petróleo y el gas rusos, mientras que Rusia «ha convertido la energía en un arma y ha intentado utilizarla para chantajearnos e impedir que apoyemos a Ucrania».

En esta línea, ha apuntado, «nuestros aliados están ahora diversificando sus suministros», algo bueno «para la seguridad y para el clima», pero ha insistido en «no crear nuevas dependencias, sobre todo de China».

«No podemos dar a los regímenes autoritarios ninguna oportunidad de explotar nuestras vulnerabilidades y socavarnos», ha dicho, por lo que ha instado a reforzar la resiliencia de las sociedades y las infraestructuras.

Finalmente, el secretario general de la OTAN ha pedido intensificar la cooperación con los socios «cercanos y lejanos», y «con los más afectados por la agresión y la coerción rusas», entre los que ha citado a Moldavia, Georgia y Bosnia-Herzegovina, así como los países de ideas afines de todo el mundo, desde América Latina hasta Oriente Medio y el Norte de África, pasando por la región del Indo-Pacífico.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la sesión de la OTAN en Madrid
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, interviene durante la sesión plenaria de la 68 Asamblea parlamentaria de la organización en Madrid. EFE/ Chema Moya

Zelenski pide que se declare a Rusia como Estado terrorista

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió este lunes ante la Asamblea parlamentaria de la OTAN que se reconozca a Rusia como Estado terrorista tras los ataques producidos contra las infraestructuras energéticas ucranianas.

Rusia «está destruyendo nuestra infraestructura energética para acabar con el suministro de electricidad y de agua, y con la calefacción en invierno», dijo Zelenski durante su intervención telemática en la última sesión de la 68 Asamblea parlamentaria de la OTAN, que durante este fin de semana debatió en Madrid sobre la guerra en Ucrania.

Durante su discurso, el presidente ucraniano acusó a Rusia de «poner en peligro directo la vida de millones de personas». «Lo correcto sería que ustedes en sus parlamentos reconocieran a Rusia como un Estado terrorista», pidió.

En las últimas semanas, se han intensificado los ataques rusos contra infraestructuras ucranianas, en especial contra centrales eléctricas y canalizaciones de agua y de gas, coincidiendo con el inicio del invierno en el país.

Además, en los últimos dos días se han llevado a cabo bombardeos con impactos muy cercanos a la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha reaccionado con preocupación a estos ataques y a otros que se están produciendo en otras centrales más pequeñas.

«Todas nuestras naciones están interesadas en que no haya incidentes peligrosos en nuestras instalaciones nucleares», dijo Zelenski, quien apuntó también que «todas las naciones necesitan una protección garantizada contra cualquier misil ruso y contra cualquier sabotaje» a sus instalaciones de infraestructura.

Durante su discurso, Zelenski también reiteró su deseo de que «Ucrania se convierta en un miembro de pleno derecho de la UE y de la OTAN», e instó a los países miembros de ambas organizaciones a apoyar su solicitudes de adhesión.

Sánchez pide a la OTAN un mensaje rotundo para Putin: «Deje en paz a Ucrania»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ratificado este lunes que España seguirá apoyando por todas las vías al pueblo ucraniano y ha apelado a la OTAN a mantener la unidad que ha demostrado hasta ahora y lanzar un mensaje «rotundo» al presidente ruso, Vladímir Putin: «Deje en paz a Ucrania».

Sánchez ha reclamado esa unidad en su intervención ante la 68 Asamblea Parlamentaria de la OTAN, que ha contado con la presencia del secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, así como de los presidentes del Congreso y el Senado, Meritxell Batet y Ander Gil, respectivamente.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez hoy en la sesión de la OTAN en Madrid
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene de la sesión plenaria de la 68 Asamblea parlamentaria de la OTAN que se celebra en Madrid. EFE/ Chema Moya

Ante los casi 300 representantes de los Parlamentos de países de la OTAN y de otros asociados reunidos en Madrid, el jefe del Ejecutivo ha recalcado el momento de enorme trascendencia que se vive en la actualidad ante la guerra en Ucrania.

Una guerra ante la que ha afirmado que la OTAN ha sabido demostrar la propia necesidad de su existencia porque ha reaccionado con prontitud, inteligencia, determinación y transmitiendo a las sociedades un mensaje de esperanza, unidad y cohesión en defensa de los valores que representa la democracia.

Para Sánchez, es muy importante que en la reunión de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN se lance un mensaje unitario y rotundo a Putin «de que deje en paz a Ucrania».

«Que respete su unidad territorial, su soberanía nacional y su capacidad para decidir libremente sobre su futuro», ha apostillado.

Hasta que eso ocurra, ha insistido en que la OTAN va a seguir unida junto a Ucrania en su lucha por la libertad y ha recalcado que «ni la pasividad es una opción, ni se puede confundir la contención con la inacción».

Pleno respaldo de España a Ucrania

Sánchez ha aprovechado para reiterar el pleno respaldo de España a Ucrania después de haber apoyado a este país en el plano militar para que pueda seguir ejerciendo su legítimo derecho a la defensa.

Ha recordado que España ha contribuido con casi 270 millones de euros al fondo europeo de apoyo a la paz para el envío de material militar, ha donado sistemas de misiles antiaéreos, generadores y vehículos de diversas configuraciones, y ha dicho que va a seguir entregando material militar.

A ello ha sumado la participación en la misión de adiestramiento militar europea con un centro a tal fin en Toledo que prevé que comience a funcionar a finales de este mes.

También ha destacado que España ha incrementado su presencia militar en Letonia, hasta más de 600 efectivos, y participa en los despliegues navales y aéreos de la Alianza para reforzar su capacidad de disuasión ante Putin.

En el capítulo humanitario ha resaltado que España ha destinado el mayor paquete de ayudas a otro país, por importe de 38 millones de euros, y ha acogido a más de 135.000 ucranianos en régimen de protección temporal.

Fortaleza de la Alianza

Para el presidente del Gobierno es evidente que, frente a los cálculos de Putin, la Alianza se ha fortalecido en estos meses.

Especialmente ha elogiado la actitud del secretario general de la OTAN por haber actuado de forma «proporcionada, inteligente y moderada» para evitar una escalada de consecuencias impredecibles que nadie desea.

Considera que nueve meses después del inicio de la guerra es notorio el fracaso de los objetivos del Kremlin, pero también las consecuencias económicas y sociales ante las que se están aprobando medidas para paliar sus efectos entre los más vulnerables.