AGENCIA EFE/ El Gobierno interino de Bolivia no invitará a Evo Morales ni al presidente, Nicolás Maduro, a la posesión del nuevo mandatario del país, Luis Arce.

Morales no será invitado por considerarlo «hostil» y Maduro porque el Ejecutivo de Jeanine Áñez no reconoce su gobierno y apoya al diputado Juan Guaidó.

La ministra interina de Relaciones Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, dijo en un comunicado  que Morales es «hostil al proceso democrático boliviano y su presencia en el país generará tensión social y política».

El comunicado recordó que el presidente electo de Bolivia, Luis Arce, es el anfitrión de los actos de transmisión de mando, previstos para el próximo 8 de noviembre en La Paz.

Arce manifestó su deseo de invitar a Evo Morales y Nicolás Maduro a la ceremonia, según Longaric, pero «Cancillería no extenderá dichas invitaciones».

El papel de la Cancillería en los actos de transmisión de mando «es protocolar» y trabaja conjuntamente con una comisión del presidente electo para enviar invitaciones a jefes de Estado y de Gobierno de otros países, señaló en la nota.

El acto está previsto en la Asamblea Legislativa o Parlamento de Bolivia, donde habitualmente es investido el presidente del país antes de dirigirse al vecino Palacio de Gobierno en el centro de La Paz.