AGENCIA EFE/ La Fiscalía boliviana pidió este miércoles seis meses de prisión preventiva para los cuatro aprehendidos por su presunta responsabilidad en la detonación de una granada de gas en una universidad de la región andina de Potosí, que provocó una estampida que dejó cuatro muertos y 83 heridos.

La fiscal departamental de Potosí, Roxana Choque, manifestó que se pidió la detención preventiva de los cuatro detenidos en el penal de Cantumarca por seis meses, mientras dure la etapa de investigación del caso.

Los hombres son investigados por los presuntos delitos de homicidio, lesiones graves y leves, tenencia y portación ilícita y tráfico ilícito de armas, según un boletín de la Fiscalía boliviana.

El pedido de prisión preventiva se debe a los «riesgos procesales de peligro de fuga, obstaculización y peligro efectivo para la sociedad», de acuerdo con el comunicado.

El lunes se llevó a cabo una asamblea estudiantil para aprobar una convocatoria a elecciones, cuando en medio de «problemas internos» alguien lanzó una granada de gas que provocó la avalancha humana en la que murieron cuatro mujeres y al menos 83 personas resultaron heridas.

La delegada de la Defensoría del Pueblo en Potosí, Vilma Martínez, indicó que ahora son cuatro personas que se encuentran en terapia intensiva y 22 continúan hospitalizadas.

Por estos sucesos, cuatro hombres fueron detenidos por la Policía, un joven de 25 años conocido como «El motín», y otros tres hombres, de 40, 35 y 25 años.