AGENCIA EFE/ La tercera ola del coronavirus avanza en España, con mayores contagios y brotes tras un mes de diciembre lleno de festivos, y con retrasos en el programa de vacunación debido fundamentalmente a problemas logísticos y de almacenamiento de la vacuna.

A falta de conocer los últimos datos oficiales, que no se actualizan a escala nacional los fines de semana, España acumula casi dos millones de contagios y más de 50.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Unas cifras que se prevén mucho más elevadas si se tienen en cuenta los números dados a conocer por distintas regiones en los últimos días.

La «relajación» de las medidas anticovid durante el periodo navideño ha hecho que estemos «entrando de lleno en una tercera ola» de la pandemia, según dijo hoy a EFE el epidemiólogo Daniel López Acuña, quien avisó de que habrá más contagios porque se parte de una incidencia mayor que la del verano, y además existe la variante del virus detectada en el Reino Unido, más contagiosa.