AGENCIA EFE– Estados Unidos anunció este viernes sanciones contra el jefe de las Fuerzas Armadas de Nicaragua, Julio César Avilés, y el ministro de Hacienda, Iván Acosta, por supuestamente participar en actos de corrupción y por ayudar a «silenciar» las voces prodemocráticas en el país centroamericano.

En un comunicado, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, argumentó que Avilés y Acosta han sido sancionados por su apoyo significativo al «régimen» del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, para «reprimir y desmantelar las instituciones demócráticas» de Nicaragua.

«Esta nueva acción sirve para impulsar la política de EEUU para responsabilizar a aquellos individuos y entidades que jugaron un papel clave en el mal gobierno de Ortega y que perpetraron graves abusos contra los derechos humanos y buscaron silenciar las voces prodemocráticas en Nicaragua», declaró Pompeo.

Como resultado de las sanciones de este viernes, quedan congelados todos los bienes que Avilés y Acosta pudieran tener en EEUU.