Agencia EFE– Estados Unidos anunció este martes 18 de febrero que sancionará a la empresa subsidiaria de la petrolera rusa Rosneft Trading por su rol para exportar petróleo de Venezuela, evadiendo las sanciones de Washington contra el gobierno de Nicolás Maduro.

«Rosneft Trading (…) ha proporcionado la mayor parte de los recursos financieros del régimen de Maduro», dijo en tanto un alto funcionario estadounidense bajo condición de anonimato, y agregó que estas sanciones «deberían tener un impacto significativo».

Actualmente, Rusia se ha convertido en el segundo mayor proveedor de petróleo a Estados Unidos.

A su vez, el petróleo de Venezuela llega a Rosneft a cambio de un préstamo de 6.500 millones de dólares, así como a cambio de suministros de gasolina y diésel. Pero a finales de 2019, los envíos de petróleo venezolano a Rosneft se redujeron casi a la mitad.

A principios de febrero, el gobierno de Donald Trump aseguró  que estaba evaluando sancionadas a las petroleras rusas que mantenían negocios con Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

La noticia hizo bajar las acciones de Rosneft un 6,2%, la peor caída desde abril de 2018, cuando los mercados reaccionaron a la noticia sobre las medidas contra Oleg Deripaska, accionista de Rusal, el segundo productor de aluminio en el mundo.

En septiembre de 2019, el gobierno del presidente Vladimir Putin prometió invertir 5.000 mil millones de dólares en las explotaciones petrolíferas de Venezuela. Además, participa en la extracción y comercialización del oro venezolano que llega a países como Emiratos Árabes Unidos, Uganda y Turquía.