AGENCIA EFE/ El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, descartó este martes la aplicación de una medida extrema como el confinamiento de la población pese al incremento de contagios en el último mes, al considerar que ello sería perjudicial para la economía y los ecuatorianos.

«Todas las medidas que había que tomar ya se han tomado, y hay una que yo quiero claramente descartar: el confinamiento», dijo el mandatario en el programa en directo «Encontrémonos», organizado periódicamente por la Presidencia con dos periodistas locales.

Según Lasso, el confinamiento «afectaría a la economía y a la vida normal de los ciudadanos», y Ecuador está en posición de «darse el lujo» de no adoptar esa medida, a diferencia de otros países, porque «es uno de los 10 países del mundo con más alto nivel de vacunación».

El 79 % de la población vacunable cuenta con dos dosis, y «al ritmo que vamos, calculo que a mediados de febrero ya estaremos en ese ansiado 85 %» que ofrece la inmunidad de rebaño, abundó.