AGENCIA EFE/ Bruno Pacheco, secretario general del Despacho Presidencial del presidente peruano Pedro Castillo, renunció este viernes a su cargo tras días de presión política y mediática en su contra después de que la Procuraduría Anticorrupción pidiera abrir una investigación en su contra por el supuesto delito de tráfico de influencias.

Con esta salida de un personaje público estrechamente vinculado a Castillo en el ejercicio del poder y de alta relevancia institucional, son ya once los funcionarios próximos al mandatario (diez ministros y Pacheco) que han dimitido o fueron destituidos desde que éste asumiera el poder el pasado 28 de julio.

“Renuncio al cargo de secretario general con la convicción de que no he cometido nada indebido. Doy un paso al costado para evitar que el presidente sea objeto de esta campaña de desprestigio. Me voy con la frente en alto y con la seguridad de que se probará mi inocencia. Seguiré trabajando por el Perú”, publicó Pacheco en sus redes sociales.

“Mi respeto incondicional al Presidente Pedro Castillo sustenta mi renuncia a la Secretaría General de Palacio. No seré el ‘pretexto’ de unos y otros para ‘golpear’ al Líder del gobierno del pueblo y la democracia. ¡La verdad nos hace libres!”, añadió.