AGENCIA EFE– El Congreso de Perú aceptó este jueves la renuncia de la vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, siete meses después de haber presentado su dimisión al cargo, en rechazo a la disolución del anterior Parlamento ordenada por el mandatario peruano, Martín Vizcarra.

En una sesión del pleno realizada en forma virtual, el Congreso aprobó por 112 votos a favor, cero en contra y 15 abstenciones la renuncia presentada por Aráoz al cargo el pasado 1 de octubre.

Las abstenciones fueron del partido fujimorista Fuerza Popular, quienes en su momento instaron y apoyaron a Aráoz cuando esta juró como presidenta «encargada» de la República ante el Parlamento que Vizcarra acababa de disolver para convocar nuevas elecciones en medio del enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo peruanos.

Con la renuncia de Aráoz, el actual mandatario se quedó sin vicepresidente mientras dure su gestión, hasta julio del próximo año, y en el caso de una ausencia del país el encargo caería en el titular del actual Congreso, Manuel Merino.