AGENCIA EFE/ El Gobierno de Colombia llamó a consultas a su embajador en Nicaragua, Alfredo Rangel, para analizar con él «la sistemática persecución contra la oposición política, el periodismo y el liderazgo social» en ese país centroamericano.

El llamado se produce por «los hechos violatorios de las garantías democráticas, de los derechos civiles y políticos del pueblo nicaragüense», según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado, y sigue la línea de los valores y principios de la Carta Democrática Interamericana y la de la Organización de Estados Americanos (OEA).

«El Gobierno de Colombia insta al Gobierno de Nicaragua a la inmediata liberación de los presos políticos y a cesar esta persecución sistemática», pidió la Cancillería en el comunicado, donde también reclamó «una elección democrática transparente y libre para que el pueblo nicaragüense escoja su destino».

Casi una treintena de dirigentes opositores han sido detenidos en Nicaragua en los últimos dos meses por el presunto delito de «traición a la patria» a menos de cuatro meses de las elecciones generales de noviembre, en las que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, buscará una nueva reelección.