AGENCIA EFE/ El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil Ernesto Araújorenunció a su cargo este lunes, tras fuertes presiones de sectores políticos afines al presidente Jair Bolsonaro que le acusaron de obstaculizar el acceso a las vacunas anticovid.

El movimiento por la salida de Araújo lo encabezan el propio presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, y la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, Katia Abreu.

El origen del malestar está en las continúas críticas, que Araújo dirigió durante los últimos meses a China Estados Unidos, dos países a los que se considera importantes para facilitar el acceso a las vacunas contra la covid-19.

En el caso de China tuvo roces directos conel embajador de Pekín en Brasil por unos comentarios que cuestionaban la eficacia de las vacunas elaboradas en aquel país y aludían al origen del virus.

En cuando a Estados Unidos, el ministro respaldó públicamente el intento de reelección de Donald Trump y hasta puso en duda la limpieza de los comicios ganados finalmente por el actual mandatario, Joe Biden.

Este mismo lunes un grupo de senadores reforzó la presión contra Araújo y acordó debatir diversas acciones para forzar la destitución del canciller, a quien acusaron de dirigir en «forma desastrosa» la política exterior del país.