AGENCIA EFE/ El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió este martes que pondrá «bajo control» la situación en la frontera con México, que han cruzado en los últimos días miles de migrantes, en su mayoría haitianos.

«Lo pondremos bajo control», dijo Biden en una breve declaración a la prensa al abandonar la sede de Naciones Unidas, después de dar su primer discurso como presidente ante la Asamblea General de la ONU.

El presidente replicó así a una pregunta sobre su reacción a las imágenes de la situación en la frontera, y no está claro si su respuesta se refería al volumen de inmigrantes que se han congregado en la zona o a las fotografías sobre cómo les han tratado los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Una de esas fotografías muestra a un agente blanco de la Patrulla Fronteriza subido a un caballo que agarra de la camiseta a un inmigrante negro, mientras aparentemente le golpea con lo que parece un látigo, en la orilla estadounidense del Río Bravo, que separa ese país de México.

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, aseguró este martes a periodistas que le pareció «horrible» ver «cómo trataban a esos seres humanos» los agentes de la Patrulla Fronteriza, y que se está investigando el tema.

No obstante, el Gobierno de Biden ha comenzado a deportar a los más de 13.000 migrantes, en su mayoría haitianos, que han llegado en los últimos días a la ciudad de Del Río (Texas), y ha defendido que este «no es el momento» para que lleguen a Estados Unidos.