AGENCIA EFE/ El anuncio del recorte del suministro de gas ruso a Europa occidental desde el 27 de julio anunciado este lunes por Gazprom no tiene «razones técnicas», según declaró el Gobierno alemán tras conocerse la decisión del suministrador ruso.

«Hemos tomado nota del anuncio. Observamos la situación muy de cerca en estrecho contacto con la Agencia Federal de Redes y el equipo de crisis del gas», según un comunicado del ministerio alemán de Economía y Protección del Clima.

«Según nuestras informaciones no existen razones técnicas para una reducción de los envíos», agregó la nota del ministerio.

  • «Se cumplieron los requisitos de aprobación de sanciones para la entrega de la turbina en cuestión. Canadá concedió la exención exigida por la legislación canadiense. De acuerdo con la ley de sanciones de la UE, no se requiere exención», explica la nota en relación con el dispositivo entregado a Gazprom para operar el gasoducto Nord Stream.

La declaración del ministerio alemán se conoce después de que el gigante gasístico ruso anunciara hoy una nueva reducción de los suministros de gas por el gasoducto Nord Stream, a 33 millones de metros cúbicos diarios, a partir del próximo 27 de julio, debido a la necesidad de detener otra turbina debido a su estado técnico.

«A partir de las 7.00 hora de Moscú (4.00 GMT) la productividad diaria de la estación de bombeo Portóvaya será de 33 millones de metros cúbicos diarios», informó la empresa en su canal de Telegram.

Gazprom vinculó esta nueva reducción al estado técnico de una turbina tras cumplirse el plazo para una nueva reparación capital, según lo estipulado por las normas técnicas.