GINEBRA / La Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, exhortó a las autoridades venezolanas a llevar a cabo una investigación rápida exhaustiva, eficaz, independiente e imparcial por la muerte bajo custodia del capitán de marina, Rafael Acosta Arévalo.

Bachelet dijo estar conmocionada por el hecho y recordó al Estado que son responsables de la vida, y de la integridad física y psicológica de todas las personas privadas de libertad

“También llamo a las autoridades venezolanas para que permitan a los otros seis militares y ex oficiales de seguridad detenidos junto al capitán Acosta Arévalo recibir visitas de sus abogados y familiares, que se aseguren que sean tratados con humanidad y dignidad, y que eviten que sufran torturas y otras formas de maltrato”, afirmó Bachelet. 

A continuación el comunicado:

[URGENTE] La Alta Comisionada para los Derechos Humanos @mbachelet 
dice estar «conmocionada» por la presunta tortura del capitán Acosta Arévalo en #Venezuela, y porque el trato al que fue sometido mientras estaba en custodia puede haber sido la causa de su muerte. pic.twitter.com/SYMvzQ6mq2— Noticias ONU (@NoticiasONU) July 1, 2019