VENEZUELA/ El número de fallecidos por causa de las fuertes lluvias en el estado brasileño de Pernambuco (noreste) ascendió a 127, mientras los equipos de rescate aún intentan localizar a un último desaparecido, informaron este jueves fuentes oficiales.

Según el último balance de Defensa Civil, tres nuevos cuerpos fueron hallados en las últimas 12 horas en Recife, la capital regional, y su zona metropolitana, altamente afectada por la tempestad que ha castigado la región desde finales del mes de mayo.

Esas intensas precipitaciones provocaron el desbordamiento de ríos y corrimientos de tierras que se llevaron por delante viviendas y mobiliario urbano, principalmente en los municipios de Camaragibe, Olinda, Paulista y Jaboatao dos Guararapes.

Además de las más de cien víctimas mortales, la cifra de personas desalojadas de sus hogares aumentó hasta las 9.302, las cuales pernoctan actualmente en campamentos improvisados montados en 27 municipios de la región.

Alrededor de una treintena de localidades de Pernambuco decretaron situación de emergencia por el fuerte temporal.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció el lunes una línea de crédito con condiciones favorables para pequeños empresarios damnificados y la liberación de recursos federales destinados a municipios que sufren este tipo de catástrofes.