AGENCIA EFE/ El Gobierno de Argentina declaró este miércoles la «emergencia ígnea» en todo el territorio por el plazo de un año con el fin de adoptar las medidas necesarias para «propiciar y atender con carácter inminente» el combate de incendios forestales, rurales o de pastizales, la restauración las de zonas afectadas y la prevención de nuevos focos.

«En virtud del riesgo de superación de la capacidad de respuesta de los medios empeñados en el combate del fuego, la criticidad de la situación y el peligro inminente de una catástrofe ambiental, deviene necesario, imperioso y conveniente proceder a declarar la Emergencia Ígnea en todo el territorio nacional», dice el decreto publicado en el Boletín Oficial.

Y explica que esa declaración tiene como fin «adoptar medidas urgentes, convocar con suma premura a los organismos involucrados y a las autoridades provinciales con el objetivo principal de frenar los incendios y comenzar inmediatamente un plan de restauración de las zonas afectadas»,

La norma encomienda al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible a convocar a un grupo de trabajo integrado por todas las partes involucradas para coordinar la adopción de las medidas y acciones para atender la emergencia declarada.

Según el reporte de incendios del Ministerio de Ambiente de este miércoles, Argentina tiene tres incendios activos en la provincia de San Luis (centro); otro en Buenos Aires (este); otro en Formosa (noreste) activo, y otro en Río Negro (sur).

Tiene dos incendios contenidos en la provincia de Catamarca (noroeste); uno contenido y otro controlado en Santa Fe (este); otro controlado en Tierra del Fuego (sur); uno contenido en Neuquén (sur), y otro contenido en Salta (norte).